PRÓXIMOS TALLERES EN MADRID  + INFO

¿Qué son los perfumes sólidos y cuáles son sus beneficios?

Blog de cosmética

¿Sabías que existen perfumes en formato sólido? Sí, como lo lees, y no tienen nada que envidiar a las fragancias líquidas más reconocidas. Compuestos por ceras, aceites y esencias de todo tipo, pueden crearse en varios formatos, todos ellos muy cómodos para llevarlos contigo a donde quieras.

No sólo los diferencia este punto de los perfumes convencionales, y es que los perfumes en formato sólido son naturales y especialmente indicados para pieles sensibles. Y eso no es todo, así que continuación te cuento qué más necesitas saber sobre este producto de moda. Descubre cuáles son sus beneficios y por qué es buena idea que hagas tus propias fragancias en casa con ayuda de las recetas de perfumes sólidos que puedes encontrar en mi blog.

Qué es un perfume sólido

Se denomina perfume sólido a aquellas fragancias que se comercializan en formato barra, crema, gel o bálsamo, al igual que los famosos desodorantes sólidos. Una de las mayores ventajas de este tipo de perfumes es que se deslizan muy bien sobre la piel, gracias a su composición a base de cera y aceites.

Son ricos también en esencias naturales, por lo que la intensidad y durabilidad de su aroma no tiene casi ninguna diferencia con los perfumes en formato spray. Sin embargo, sí existe una clara disimilitud entre ambos formatos, la cual tiene que ver con la forma de percibir las notas de cada fase de la pirámide olfativa. 

El motivo principal es que en la cosmética casera se usan menos esencias y aromas para formular los perfumes aunque, aun así, puedes conseguir fórmulas que tengan las notas de salida, corazón y fondo perfectamente presentes.

Si viajas, y sobre todo en avión, los perfumes sólidos son una alternativa muy conveniente, ya que evitarás las preocupaciones sobre su tamaño y los consecuentes riesgos que esto conlleva (nadie quiere que le tiren su fragancia favorita a la basura por no poder pasar un control en el aeropuerto, ¿verdad?).

¿Dónde guardar los perfumes sólidos?

Gracias a su formato en crema, barra o pastilla, los perfumes sólidos pueden guardarse sin problema dentro de pequeños recipientes. Como ocurre con otros cosméticos como bálsamos labiales o bases de maquillaje, pueden estar en todo tipo de envases, aunque lo más recomendable es que busques una caja metálica para guardar perfumes.

Es una de las mejores formas de conservar tu perfume, aunque debes asegurarte siempre de cerrar el envase correctamente para que tu fragancia no pierda ninguna de sus propiedades.

Por último, lo ideal es guardarlos en lugares frescos, secos y alejados de la luz solar directa, ya que de esta manera, podrás conservar tu perfume perfectamente durante mucho más tiempo.

¿Cómo usar perfumes sólidos?

Utilizar tu perfume sólido favorito es muy fácil y es que, sea en el formato que sea, se aplica sin apenas complicaciones. Un primer consejo antes de usar tu perfume es limpiar la piel, ya que así el perfume se impregnará mucho mejor.

Una vez hecho esto, toca aplicar el perfume, para lo que puedes calentarlo con los dedos para después distribuirlo por la piel con movimientos circulares. ¿Dónde? Las mejores zonas son las muñecas y el cuello, aunque también puedes aplicarlo detrás de las orejas, en la parte interna de los codos o incluso en el cabello o la barba.

Beneficios de los perfumes sólidos

Un perfume sólido tiene grandes ventajas sobre las fragancias en formato líquido. Son una alternativa sostenible y eco-friendly, que puedes llevar en tu bolso a cualquier parte sin temor a derrames. 

¿Quieres saber qué más aspectos beneficiosos tienen este tipo de perfumes? ¡Pues te lo cuento todo ahora mismo!

Son sostenibles

Tanto si los haces en tu propia casa como si los compras en tiendas de cosmética natural, los perfumes sólidos se han posicionado como una opción ecológica y zero-waste. El motivo se debe principalmente a su formato, por lo general libre de envoltorios y plásticos.

Eligiendo un perfume sólido contribuirás al cuidado del medioambiente, al eliminar residuos del propio perfume y dejando de lado los envases. ¿Por qué? Cuando tu perfume se acabe no tendrás nada que tirar, ya que el envase puede reutilizarse. Y, por otro lado, al aplicarse directamente sobre la piel, se consigue aprovechar hasta el último gramo de producto, ya que no se volatiliza.

Son aptos para pieles sensibles

Muchas de las fórmulas que se realizan para la fabricación de perfumes sólidos no incluyen alcohol u otros ingredientes sensibilizantes. Por ello, son fórmulas mucho más respetuosas con la piel, siendo aptas para las pieles más reactivas y sensibles.

Si te gustaría desprender un rico aroma sin temor a que tu piel sufra una reacción por algún ingrediente, no hay mejor forma de conseguirlo que creando tus propios perfumes.

Tienen un aroma que perdura

Puede parecer que no porque se simplifican mucho los ingredientes pero, fabricar un perfume en casa tiene la ventaja de que eres tú mismo quien elige el nivel de concentración de las esencias.

Además, el aroma de estos perfumes perdura durante bastante tiempo en la piel, ya que gracias a su formato sólido, ninguno de sus componentes se evapora.

Se aplican muy fácilmente

Si hay algo que destaca de los perfumes sólidos es la facilidad de uso, y es que basta con que cojas tu pastilla o barra y la deslices suavemente por tu piel. Al contacto con el calor de nuestro cuerpo, las ceras de tu perfume se irán ablandando, haciendo posible que el producto quede impregnado en la piel.

Las mejores zonas para aplicar tanto los sólidos como los perfumes líquidos son las zonas de pulso, es decir, en muñecas y cuello. Otras zonas calientes son también perfectas, como detrás de las orejas o en la zona interna de los codos. 

Son beneficiosos para la piel

Seguro que alguna vez has escuchado o leído eso de que antes de aplicar un perfume sobre la piel, conviene aplicar antes una fina capa de crema hidratante o vaselina. El motivo detrás de esta costumbre es que estos productos ayudan a que el perfume se fije mucho más a la piel.

En el caso de los perfumes sólidos, puedes saltarte ese paso, y es que las propias ceras y aceites que lo componen se encargan de fijar y retener el aroma en la piel por horas.

Si quieres aprender a crear tus propios perfumes no dudes en seguir todos los pasos de alguna de las recetas que he compartido en mi blog. Si prefieres ir un paso más allá y crear tus propios cosméticos sólidos, como champús o jabones, no lo dudes más y apúntate a mis cursos y talleres online de cosmética sólida

En caso de que tengas alguna pregunta, no te quedes con la duda y escríbeme lo que quieras en los comentarios para que pueda responderte en cuanto pueda. ¡Y esto es todo por hoy! ¡Qué tengas un feliz día!

Deja un comentario

Suscríbete a mi newsletter

TODAS MIS NOVEDADES SOBRE COSMÉTICA NATURAL